Desde e-volt, queremos comentar un estudio reciente realizado en Estados Unidos, el cual nos revela como principal preocupación de los potenciales clientes, el hecho de cargar un coche eléctrico, en cuanto al coste de la misma.

Según un análisis llevado a cabo por el Departamento de Energía de Estados Unidos, cargar un coche eléctrico en casa consume menos energía en comparación a muchos de nuestros electrodomésticos más comunes. Han comparado el consumo en kWh a lo largo de un año, con las siguientes conclusiones.

ev-charging-doe

Tenemos que, en un año, un sistema de calefacción puede llegar a consumir unos 11.000 kWh, mientras que para calentar el agua se requieren 4.700 kWh en un año. Cifras que se corresponden con una vivienda típica estadounidense que, recordemos, pueden llegar a ser más grandes que en Europa.

Este análisis cifra en 2.800 kWh por año la energía requerida para recargar un coche eléctrico, unos 14.000 km, para esto han tenido como referencia un Nissan LEAF. Esto significa que un coche eléctrico requiere el doble de energía que, por ejemplo, un frigorífico (1.300 kWh / año).

Si hacemos una estimación del coste en euros, con un precio medio del kWh en torno a 0,14€, tenemos que un año de carga en casa nos costaría unos 400 euros, pero si optamos por las tarifas especiales y horarios nocturnos/valle, esta cifra puede reducirse a la mitad.

Entre 200 y 300 euros al año para recorrer unos 15.000 kilómetros con un coche eléctrico, una cifra que representa un pequeño porcentaje de la factura de la luz al mes y en un año, y si la comparamos con lo que nos costaría repostar un coche de combustión, la conclusión es contundente. A qué esperamos a reaccionar