Saltar al contenido

Europa obligará a los estados a instalar estaciones de carga

julio 19, 2021

La Comisión Europea quiere columnas pequeñas bocadillos como setas en el Viejo Continente. Lo dejó claro en los últimos días, cuando presentó el paquete de reforma “Fit for 55”, con el que pidió el cese de las nuevas matriculaciones de coches gasolina y diésel a partir de 2035 (pero no solo).

El texto también incluye, entre otras cosas, la revisión de la Dafi, la directiva sobre infraestructura para combustibles alternativos, que establece nuevas obligaciones para los estados miembros de la UE. Para reforzarlo todo, también está el hecho de que la normativa actualizada podría dar un “salto cualitativo”, dando vida a un verdadero Reglamento europeo, que los Estados miembros deberían, por tanto, transponer tal como está.

Columnas de automóviles y camiones

Para garantizar el crecimiento de los coches de cero emisiones, se necesitarán muchos puntos de recarga. Incluso en los países miembros que están rezagados en este frente, como los del Este. Es por esto que la propuesta presentada por el ejecutivo de la UE requiere que los estados aseguren, al final de cada año y de manera acumulativa, un nivel mínimo de aumento de energía disponible en el territorio para recargar por cada automóvil totalmente eléctrico o enchufable registrado.

BMW CE-04 - Carga

A lo largo de la red central TEN-T (eje de las autopistas más importantes del continente) debe haber, como máximo cada 60 kilómetros y para ambos sentidos, al menos una Estación de carga que, según la hoja de ruta, debe tener estas características:

  • al menos 300 kW de potencia para automóviles (1400 para camiones), de los cuales al menos 150 están reservados para un solo punto de carga (350 para camiones), a finales de 2025;
  • al menos 600 kW de potencia para automóviles (3500 para camiones), de los cuales al menos 150 se reservarán para dos puntos de carga cada uno (350 para camiones), para fines de 2030.

La situación es similar para la red TEN-T global (no básica). Cada 60 kilómetros y para ambos sentidos, debe haber al menos una estación de carga con:

  • al menos 300 kW de potencia para automóviles (1400 para camiones), de los cuales al menos 150 están reservados para un solo punto de carga (350 para camiones), a finales de 2030;
  • al menos 600 kW de potencia para automóviles (3500 para camiones), de los cuales al menos 150 se reservarán para dos puntos de carga cada uno (350 para camiones), para fines de 2035.

Cuidado con los bienes

Para los vehículos pesados ​​también existen normas específicas sobre las columnas instaladas en la ciudad y en los estacionamientos de las autopistas. Este último debe ser reconocible a través de señales de tráfico específicas.

La Comisión considera la propuesta de revisión en línea con los objetivos de expansión de eMobility, que prevén 1 millón de puntos de recarga para 2025 y 3,5 millones para 2030, cuando se espera que los coches eléctricos en la carretera funcionen según el plan en unos 30 millones.

Además, el ejecutivo de la UE tiene previsto renovar la Métodos de pago. Además de los servicios de suscripción ya activos, para repostar electrones el objetivo también será utilizar una tarjeta de crédito normal, incluso utilizando el sistema sin contacto, o el código QR.

Conferencia de hidrógeno 2019

Capítulo de hidrógeno

En cambio, hay 150 kilómetros de distancia máxima entre una estación de servicio parahidrógeno y el otro a lo largo de las redes RTE-T centrales y globales. Cada estación debe tener una capacidad mínima de 2 toneladas diarias de H2 con al menos un distribuidor de 700 bar.