Saltar al contenido

Hyundai i20 N: pequeño y sabroso con 204 CV, prueba en carretera | Video

agosto 11, 2022

Es casi extraño hablar, aún en 2022, de un pequeño deportivo urbano. Sin embargo, el Hyundai i20 norte es una pequeña joya rara, un punto brillante dentro del universo automotriz cada vez más destinado a estandarizar y nivelar las diferencias. Por lo tanto, es una suerte que en Hyundai, y más específicamente en el departamento N, todavía haya quienes, por pasión, por placer y por diversión, todavía saben cómo hacer autos deportivos (accesibles). Después de las buenas cosas hechas con el i30 N y el Veloster N, el departamento de ‘racing’ del fabricante coreano ha puesto sus manos en el pequeño y sabroso i20, para convertirlo en un auténtico objeto de placer. Simple, directo, divertida Y concretoEstos son los pilares del nuevo Hyundai i20 N.

  • DISEÑO Y DIMENSIONES
  • INTERIORES Y TECNOLOGÍAS
  • PRUEBA EN CARRETERA
  • FICHA DE DATOS
  • CONCLUSIÓN Y PRECIO
  • VIDEO
DISEÑO Y DIMENSIONES

El Hyundai i20N deja claras sus intenciones desde el primer vistazo. La suspensión más baja, el kit de carrocería estético y los colores brillantes con acabados en rojo lo hacen más deportivo a la vista. La cuadrícula de efectos 3D específica, la minifaldas paneles laterales con logo “N”, el tubo de escape cromado ovalado y el alerón vistoso en la espalda. Un planteamiento bastante marcado, en lo que a los exteriores se refiere, que son más extrovertidos que, por ejemplo, un Fiesta ST o un Polo GTI, rivales directos del segmento.

Sin embargo, no es todo el escenario, pues los pequeños apéndices aerodinámicos en la zona baja y el spoiler en la zona trasera ayudan a generar un más carga aerodinámica, especialmente a altas velocidades. Los nuevos círculos falsificado de 18″, con acabado mate ayudan a reducir el peso de las masas no suspendidas y tienen un diseño específico. También revisó elrecortar, sin posibilidad de control electrónico pero completamente adaptado por el departamento N, con amortiguadores dedicados y otras mejoras en cuanto a ángulos específicos y, más en general, el trabajo de las suspensiones. En la parte trasera, lamentablemente, solo hay un sistema con ruedas interconectadas, más que comprensible teniendo en cuenta el segmento al que pertenece, pero el ajuste realizado por los técnicos de Hyundai es sorprendente.


Entonces el Talla en comparación con el i20 estándar, con 4,07 metros de largo por 1,77 de ancho y 1,44 m de alto. Notable entonces el peso, 1.190 kg seco, todo ello interesante teniendo en cuenta la presencia de un “pesado” 1.6 turbo de gasolina de 4 cilindros en el capó. Tampoco la capacidad del troncosiempre 352 litroscasi un récord para el segmento.

INTERIORES Y TECNOLOGÍAS

Pequeños cambios pero puntuales también en el interior, sobre el molde de lo que ya se ha hecho anteriormente en el i30 N. Encontramos el azul claro (Rendimiento azul), el color típico de Hyundai N, para dar vivacidad al habitáculo. De hecho, aparecen inserciones azules en el salpicadero, en las salidas de aire pero también en el túnel central, en el pomo del cambio manual y, sobre todo, en el nuevo volante deportivo N. Los típicos están de hecho presentes Teclas de modo N y N para poder seleccionar los tres modos de conducción estándar (Eco, Normal y Sport) o los dos más deportivos (N y N Custom). No te pierdas el botón rojo (REV), dedicado a la inserción del escopeta automática.


A través del nuevo sistema deInfoentretenimiento de 10,25 pulgadas, en el menú N correspondiente se pueden configurar los distintos parámetros en lo que se refiere a la solidez de la dirección, intervención del diferencial, sonido de escape, reactividad del motor y side-by-side automático. Está equipado con todas las tecnologías necesarias, como Apple CarPlay y Android coche, vía cable, además de bluetooth streaming y radio DAB. No es el más reactivo del mercado pero en general está en línea con el segmento. También hay una instrumentación digital delante del volante, con gráficos claros y unAnimación específica del modo Nmuy pintoresco y agradable a la vista.


Los entrevistados también presentan sistemas de asistencia al conductorcapaz de llegar tan lejos como segundo nivel, con control de crucero adaptativo, mantenedor activo de carril, lector de señales de tráfico, control de ángulo muerto, frenado automático de emergencia y muchos más. Funcionan bastante bien aunque, en ocasiones, es necesario intervenir en los pedales porque la aceleración y el frenado son demasiado violentos. L’equipo del nuevo Hyundai i20 N aparece entonces más bien ricocon asientos delanteros y traseros calefactables, dos puertos USB, placa de carga inalámbrica para el smartphone, climatizador automático bizona y faros full led, además de sensores de aparcamiento y cámara de visión trasera (aunque con baja resolución).

PRUEBA EN CARRETERA

Unas cuantas curvas son suficientes para entrar en la especial del Rally. A bordo del i20 N tu respiras todo su ADN del automovilismo ganado en la experiencia del Campeonato Mundial de Rally, en el que el fabricante coreano ha cosechado varios éxitos, incluido el título mundial en 2019 y 2020. Los controles del automóvil, por lo tanto, la dirección, la caja de cambios y los pedales están calibrados de manera excelente para poder devolver el sentimiento correcto sobre quién se sienta detrás del volante. A partir de la caja de cambios, con acoplamientos secos, rápidos y precisos, capaz de satisfacer a quien busca un comando “masculino”. Usando el botón especial en el volante, puede configurar la escopeta automática, útil para dar explosiones y estallidos del escape al cambiar o reducir la marcha.


La estructura también es notable, sorprendentemente rígida, más que otros segmentos C deportivos, pero al mismo tiempo capaz de digerir bien las ondulaciones del asfalto, restaurando así un comportamiento en carretera fenomenal. También es ayudado por el N diferencial autoblocante con deslizamiento limitado, capaz de repartir el par entre las dos ruedas delanteras para no perder ni un milímetro de trayectoria y ser condenadamente eficaz.

Incluso al entrar en la curva, notamos como la rueda interior frena ligeramente para ayudar a pivotar alrededor de ella, generando así una especie de momento angular y facilitándonos marcar la curva de la mejor manera posible. La trasera sigue fielmente la dirección impresa con la delantera, que siempre es precisa y nunca subviradora. Dejando el gas en la mitad de la curva se puede apreciar así una ligero comportamiento de sobreviraje, imprescindible para cerrar los trayectos, pero nunca invasivo o peligroso. En determinadas ocasiones, el i20 N también es capaz de levantar la rueda interior trasera en la curvaes tan rígido y bien ‘plantado’ en el suelo.

Nota de mérito para elsistema de frenadorealmente poderoso y incansable, incluso después de largas sesiones de conducción agresiva en carretera. En la parte delantera hay pinzas flotantes de dos pistones con Discos autoventilados de 320 mm (262 mm en la parte trasera). No hemos tenido la oportunidad de llevarlo a la pista pero el feedback obtenido es definitivamente positivo. Inmediato, modular y bien capaz de manejar incluso las altas temperaturas del verano sin problemas. El freno de mano con palanca es entonces una delicia para aquellos a los que les encanta atacar con fuerza las curvas más cerradas, como un verdadero piloto de rally.


Y finalmente llegamos a la motor, quizás el aspecto menos emocionante del coche, a pesar de ser una mecánica muy sofisticada. Su 1.6 TGDI gasolina turbo de 4 cilindros sería perfecto, si no existiera un rival directo llamado 1.5 Ecoboost de origen Ford. El sobrante de los 4 cilindros, con 204 CV Y 275 nm de par máximo lo hace decididamente corpulento y lleno de “espalda” a media velocidad (ya a partir de las 2.250 rpm), hasta dar un Extensión considerable a más de 4.000 rpm, donde sorprende por su capacidad de tocar el limitador sin verse afectado en cuanto a empuje. Casi parece un VTEC para el modo de entrega.

Sin embargo, la gran explosividad en los altos se paga en la zona baja, donde se requeriría más reactividad y rapidez, con una mixto entre turbo-lag (más de lo normal) y quizás relaciones un poco largas para la caja de cambios manual. No es que alguna vez parezca lento, de hecho, con solos 6,2 segundos declarado el 0-100 km/h Y 230 km/h de máxima velocidad, el dato es verdaderamente destacable. Es más una cuestión de sensaciones, donde se requeriría más tenacidad y elasticidad en las fases más lentas, como si tuviera demasiada inercia en el giro o como si estuviera ligeramente estrangulado electrónicamente.

FICHA DE DATOS

TÉCNICA

  • MOTOR: 1.6 TGDI, gasolina turbo de 4 cilindros
  • IMPULSADO POR NUEVOS CONDUCTORES: no
  • POTENCIA: 204 CV (150 kW)
  • PAR: 275 Nm entre 1.750 y 4.000 rpm
  • Tracción delantera
  • CAJA DE CAMBIOS: manual, 6 marchas con doble automático
  • SUSPENSIONES: MacPherson delantera, barra de torsión trasera

DIMENSIONES

  • LONGITUD: 4.075 mm
  • ANCHO: 1.775 mm
  • ALTURA: 1.440 mm
  • PASO: 2.580 mm
  • EQUIPAJE: 352 litros
  • LLANTAS: 18″
  • NEUMÁTICOS: 215/40 R18 89 Y
  • PESO: 1.190 Kg (1.265 en orden de marcha)

ACTUACIÓN

  • VELOCIDAD MÁXIMA: 230 km/h
  • ACELERACIÓN 0-100 Km/h: 6,2 segundos
  • CONSUMO: 6,9 l/100 km (ciclo combinado WLTP)
  • EMISIONES DE CO2: 158 gramos por km (WLTP mixto)
  • RADIO DE DIRECCIÓN: 5,2 metros

PRECIO: desde 28.700 euros;

CONCLUSIÓN Y PRECIOS

Un coche energéticobrillante y robusto, el i20 N, capaz de infundir una sensación de solidez y seguridad que no se da por sentada en un automóvil de este segmento. Destaca claramente en sensaciones de conducción., con una caja de cambios capaz de hacernos apreciar cada cambio de marcha, un impresionante agarre a la carretera y una dirección bastante masculina, capaz de impartir una gran direccionalidad al tren delantero. Le faltaría algo más de tirón al motor, potente y capaz de dar un gran empuje sobre todo a altas revoluciones, pero al final no nos quejamos de la unos 11 km/l registrados con andares más bien alegres y no como un “viejo con sombrero”. Lástima que el indicador digital de gasolina a menudo funcione de manera poco clara, subiendo o bajando de una manera que no es proporcional a los litros en el tanque o a los litros suministrados.

Quizás se podría mejorar la calidad de la cámara de visión trasera y la capacidad de respuesta del sistema de infoentretenimiento, así como la sensibilidad del direccionalgunas veces demasiado pesado en modo N, pero luego se recupera (con interés) en cuanto pisas el acelerador, con un sonido y unas sensaciones ahora raras de encontrar en los coches nuevos. Un coche perfecto para los que buscan este tipo, capaz de entretener y, si es necesario, reinventarse a sí mismo como un automóvil urbano cotidiano, nunca demasiado extremo y vinculante, si puede vivir con una configuración ligeramente rígida y una unidad de cambio/embrague no diseñada realmente para el tráfico urbano.

los precio? Vamos desde 28.700 euros IVA incluidode la lista de precios, una cifra acorde con sus prestaciones, el equipamiento de serie con el paquete N Performance (el único disponible en España) y el contexto automovilístico actual. ¿Mejor que el Fiesta ST? Es difícil encontrar una respuesta objetiva: muchas veces se basa en gustos, sensaciones y opiniones personales. El Fiesta es quizás más ‘juguetón’, con una puesta a punto que permite más correcciones, un diferencial más incisivo y un motor más chispeante. El i20 N se recupera con un sonido extremadamente inmersivo, un agarre en carretera fenomenal y un impulso a altas revoluciones del que carece el Fiesta. A ti la ardua sentencia.

CONFIGURADOR EN LÍNEA HYUNDAI I20 N

Sensaciones de conducción, agarre a la carreteraBarriles de sonido y escapeExcelente equipamiento de serie
Dirección muy pesada y algo artificial.El depósito de 40L no asegura una gran autonomía

VIDEO

¿5G sin compromiso? Oppo Reno 4 Z se ofrece hoy en a 269 ​​euros.