Saltar al contenido

Incentivos para automóviles, el gobierno pone 3.000 millones de euros en el plato. Las últimas noticias

octubre 14, 2021

Aquí estamos, el vals de incentivos de coche en vista de la Ley de Presupuesto ha comenzado oficialmente. Los primeros pasos se dieron ayer en la mesa del automóvil convocada por el Ministerio de Desarrollo Económico, donde el viceministro Pichetto Fratin prometió a la cadena de suministro 3.000 millones de euros para apoyar al mercado durante los próximos tres años.

Será suficiente? Lo cierto es que no hay dinero para refinanciar las instalaciones antes de fin de año y que muchas asociaciones gremiales presentes ya han pedido al gobierno un mayor esfuerzo. Alguien incluso pidiendo que se dupliquen los recursos establecidos.

Fondos para todos

En definitiva, según aprendemos, la base desde la que partimos de las negociaciones es de mil millones de euros anuales para un eco-bono estructural, que evita los stop & go que han reducido la medida en los últimos meses. Queda por definir la división de fondos entre los diferentes tipos de vehículos – coches, scooters y vehículos comerciales – así como entre las diferentes clases de emisiones. Y aquí es donde la atención (y la fricción) probablemente se centrarán en las próximas semanas.

Lo que parece más probable es que en primera instancia la refinanciación pueda seguir un patrón muy similar al actual, que prevé el apoyo a todos los suministros con límites basados ​​en emisiones de CO2. Entonces, la idea básica podría ser trasladar progresivamente los recursos para concentrarlos durante los próximos años en automóviles con niveles más altos de electrificación y emisiones gradualmente más bajas. Sin embargo, como se mencionó, todo aún está en progreso.

El nudo de segunda mano

Otro tema candente en materia de concesiones es el de coches usados, con los sindicatos que se han puesto en camino de nuevos incentivos en este sentido. “Los recursos públicos para apoyar la demanda de reemplazo de la flota circulante más antigua de Europa”, argumentan Simone Marinelli de Fiom-CGIL y Silvia Spera de la CGIL nacional, “deben ser profundamente repensados. Es un error gastar dinero público para incentivar la compra de vehículos usados ​​”.

“La programación de incentivos”, insisten los representantes sindicales, “debe ser parte de un plan industrial del sector que ponga a disposición herramientas para salvaguardar el empleo, para acompañar la innovación, también a través de extraordinarias redes de protección social”.

¿Y las estaciones de carga?

Dadas las cifras de los últimos meses, y dada la voracidad con la que los incentivos para la coches eléctricos, no podía faltar un pasaje sobre la cuestión de las columnas de cobro, que también habrá que abordar en una mesa ad hoc en Mise.

Sobre este punto, ayer muchos pidieron una aceleración, así como la implicación del resto de ministerios interesados ​​en el tema: el de la transición ecológica y el de las infraestructuras sostenibles y la movilidad. No solo eso, porque a la luz de las criticidades locales que surgieron para la instalación de las columnas, no se podrá ignorar la inclusión en la mesa de la Anci, la asociación de municipios españoles.

Finalmente, en este contexto, se prestará especial atención a la red de autopistas, donde los retrasos en la ejecución de los planes de infraestructura eléctrica siguen constituyendo un peligroso cuello de botella para el desarrollo de la movilidad cero emisiones.