Saltar al contenido

Incentivos para coches eléctricos: el M5S pide renovación para 2022

junio 8, 2021

El Movimiento 5 Estrellas continúa impulsando el desarrollo de la movilidad eléctrica. El último capítulo fue transmitido hoy en la Sala, con motivo de la conversión de la ley del decreto de reapertura de abril.

Con una agenda, de hecho, los pentastellati Giuseppe Chiazzese y Luca Sut solicitaron formalmente al Gobierno un compromiso para extender los incentivos a la compra de autos totalmente eléctricos, que actualmente vencen a fin de año. La idea es extender el horizonte temporal del eco-bono a todo el año 2022, concentrando las concesiones solo en vehículos incluidos en el rango de emisiones de CO2 de 0-20 g / km. En la práctica, sólo coches eléctricos, con la formulación inicial -no la reforzada temporalmente actualmente en vigor- que proporciona un incentivo de 6.000 euros con desguace y 4.000 sin desguace.

El tren no puede parar

Los números registrados hasta ahora dan la ayuda. Tal y como recoge el documento presentado al Parlamento, ya en los tres primeros meses de este año “se utilizó el 37 por ciento del total de incentivos previstos para el conjunto de 2021 (hasta 10.000 euros para coches eléctricos) y, a este ritmo, el los fondos máximos finalizarán en agosto de 2021 “.

Dinero

Además, como recuerdan los dos diputados, “desde su introducción, la razón de ser de los incentivos para la compra de coches cero carbono ha sido no solo abordar el comportamiento de consumo y uso de vehículos por parte de los ciudadanos, sino también dar certeza a los productores. y consumidores sobre los desincentivos a la circulación de medios contaminantes y permitir que la industria planifique inversiones “.

Por eso, insisten Chiazzese y Sut, es “crucial incentivar la compra de vehículos con impacto ambiental cero en un horizonte mucho más largo que el actual”. De hecho, la solicitud es más en general precisamente la de “asignar recursos suficientes para apoyar al sector del automóvil”.

Llamar a Palazzo Chigi

A continuación, los dos hacen una comparación con los productores europeos más importantes, como España, Alemania y Francia, que “ya han extendido el apoyo al mercado para el período 2022-2026, con fondos también extraídos del Plan de Recuperación, mientras que en el italiano No hay PNRR no hay rastro de intervención alguna, esta ausencia que ha dado lugar a la duda de que a partir de enero de 2022 ya no haya incentivos estatales ”.

Motus-E había hecho la misma comparación en las últimas semanas. La asociación ya ha denunciado en repetidas ocasiones el riesgo de que los fondos se agoten prematuramente, pidiendo también que se hagan estructurales para crear un escenario más predecible para toda la industria. Por lo tanto, los llamamientos proceden de diversos sectores y en voz alta. Ahora la pelota va para el Gobierno.

Configuración