Saltar al contenido

La invasión de coches eléctricos en Cop26 para detener los fósiles

octubre 12, 2021

Cruzar Europa y llegar a Glasgow para llevar una solicitud a la política global: sea rápidoelectrificación. Este es el objetivo de la Global EV Alliance (GEVA), la organización que reúne a conductores a batería de todo el mundo.

La asociación está organizando un mitin en coche eléctrico, llamado “El camino eléctrico hacia Cop26!”, traer sus miembros en Escocia, donde se celebrará la XXVI Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, prevista del 31 de octubre al 12 de noviembre, para sentar las bases de transición energética.

La hoja de ruta

El GEVA traerá consigo una hoja de ruta recomendada, con una primera etapa programada para 2030 y que ve los autos y camionetas a la venta electrificados por al menos un motor híbrido enchufable. Entonces, tendremos que despedirnos por completo de combustibles fósiles desde el transporte, lo que lleva a cero emisiones todos los vehículos ligeros registrados para 2035.

En la práctica, no más híbridos: solo completamente eléctricos o de hidrógeno. Casi el mismo objetivo que la Comisión Europea. La solicitud de GEVA, sin embargo, se extiende a todos los rincones del mundo, en lugar de limitarse al Viejo Continente.

imagen_externa

Detener el cambio climático

La organización recuerda que el sector de la movilidad es responsable del “24% de las emisiones globales de CO2, y los vehículos representan casi el 75%”. El cambio climático ya está “teniendo un impacto devastador en nuestro planeta, provocando el derretimiento de los glaciares, el aumento del nivel del mar, sequías y olas de calor más intensas y ciclones tropicales y huracanes más fuertes”. Sin olvidar la necesidad de “mejorar la calidad del aire y reducir las enfermedades respiratorias en las ciudades”.

Se puede hacer

Según GEVA, el objetivo sería posible, porque “la cuota de mercado de los vehículos enchufables en Alemania creció del 3% en 2019 al 13,5% en 2020”, mientras que en Reino Unido “pasó del 3,2% al 10,7% en el mismo período “. En Noruega es del “60%”. Con estas tendencias y gracias a las “rápidas mejoras en la tecnología de los vehículos eléctricos”, el mapa “es totalmente alcanzable”.