Saltar al contenido

Reino Unido, para 2030 se necesitan 10 veces más puntos de recarga

julio 26, 2021

El Reino Unido, ya lo sabemos, ha establecido que a partir de 2030 ya no será posible vender coches de gasolina y diésel. Los híbridos, por otro lado, podrán seguir comercializándose hasta 2035. Sin embargo, el centro de la infraestructura de carga permanece. Es cierto que el gobierno ha prometido inversiones en este sentido pero puede que no sean suficientes. Allí Autoridad de Competencia y Mercados (CMA) quería realizar un estudio sobre el sector de la tarificación para comprender dónde está el Reino Unido y si podría haber problemas en vista de la cita de 2030.

Según los informes, hay algunas partes de este mercado que se están desarrollando bastante bien. Piense, por ejemplo, en recargar en centros comerciales, lugares de trabajo y aparcamientos privados. Sin embargo, también se destacó que existen algunos problemas críticos que podrían tener un impacto en los planes del gobierno para prohibir la venta de endotermos.

En particular, la CMA estaría preocupada por la disponibilidad de puntos de recarga en autopistas donde la competencia es limitada. Además, la instalación de nuevas columnas por parte de las autoridades locales sería demasiado lenta. Además, las zonas rurales corren el riesgo de quedarse atrás con poca infraestructura debido a la falta de inversión. La investigación también encontró que para los conductores la proceso de suministro de energía puede ser “frustrante”, lo que podría impedir que las personas se cambien a esta nueva forma de movilidad.


Las principales razones son la fiabilidad de la infraestructura y las dificultades para comparar precios y pagar las recargas. El Reino Unido actualmente cuenta con alrededor de 25.000 puntos de recarga y los pronósticos sugieren que para 2030 este número deberá crecer más de 10 veces para administrar la cantidad de autos eléctricos que estarán en la carretera.

CONSEJOS PARA MEJORAR SU RED

Por lo tanto, la Autoridad de Competencia y Mercados ha decidido proponer 4 sugerencias a seguir para facilitar las recargas. En primer lugar, los puntos de recarga deben ser fáciles de encontrar e incluir información sobre el funcionamiento y la disponibilidad. La carga debe ser rápida y sencilla, sin necesidad de que las personas se registren. Los costos de carga deben quedar claros con las indicaciones estándar. Finalmente, todos los puntos de recarga deben ser accesibles a cualquier tipo de vehículo eléctrico.

Entonces hay indicaciones para acelerar la expansión de las infraestructuras. Se espera que el gobierno del Reino Unido defina una estrategia ambiciosa para la creación de una infraestructura de carga hasta 2030. Esto debe ir de la mano con los planes de Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Los gobiernos deberán apoyar a las autoridades locales para la creación de la infraestructura. Además, los operadores de red deben asegurarse de que sea más rápido y económico conectar los nuevos puntos de recarga. El gobierno británico debería entonces nombrar un organismo público para monitorear el crecimiento del sector de recarga en el país.

En resumen, el CMA necesita un trabajo coordinado para hacer crecer rápidamente la red de carga. Después de todo, los tiempos son muy ajustados para construir la infraestructura.

Filippo Vendrame
Configuración