Saltar al contenido

Reino Unido, puntos de recarga en viviendas nuevas a partir de 2022

noviembre 22, 2021

Sabemos bien que el Reino Unido se centra en los coches eléctricos y, por ello, ha establecido que a partir de 2030 ya no será posible vender coches endotérmicos. La única excepción son los híbridos que pueden comercializarse hasta el 2035. El país, para estar listo para el 2030, deberá configurar una red de carga capilar para permitir que los autos a batería circulen sin problemas. En ausencia de una infraestructura adecuada, el despliegue de estos vehículos será muy difícil. Por ello, el Gobierno está preparando diversas medidas para incentivar el crecimiento de los puntos de recarga.

MEJORA LA RED DE CARGA

El gobierno de Boris Johnson ha decidido introducir nuevas normas de construcción que establezcan que desde 2022 Todas las construcciones nuevas, incluidas viviendas, edificios comerciales como supermercados y lugares de trabajo, deberán estar equipados con puntos de recarga para coches eléctricos. Esto también se aplica a los edificios que se someten a renovaciones importantes con 10 o más plazas de aparcamiento. Según el Gobierno, la importante novedad permitirá instalar todos los años dentro del país más de 145 mil nuevos puntos de recarga.

Dado que la mayor parte de la carga se realiza en casa, esto significa que las personas podrán comprar una casa nueva que ya está configurada para poder cargar un vehículo eléctrico. Al mismo tiempo, las nuevas tiendas y lugares de trabajo podrán ofrecer puntos de recarga a clientes y empleados.

Por tanto, el gobierno británico tiene la intención de dar una mayor aceleración en la parte frontal de la infraestructura para el suministro de energía de los coches eléctricos para convencer a la gente de que se cambie a un coche de batería. Hasta el momento, el gobierno ha apoyado la construcción de más de 250.000 puntos de recarga dentro del país con una serie de incentivos.

Pero eso no es todo, porque además de querer extender la infraestructura de carga, el gobierno británico pretende simplificar la gestión del suministro energético. Por este motivo, se introducirán nuevos métodos de pago, también a través de soluciones sin contacto, en todas las columnas de recarga rápida. Será suficiente? Solo podremos descubrirlo con el tiempo. El objetivo de 2030 es ciertamente ambicioso, quizás demasiado para algunos. Por este motivo, muchos pedían un plan estructurado por parte del Gobierno en el frente de la recarga dado que se necesitarán muchas más columnas para que el suministro de energía sea sencillo y accesible para todos.

El nuevo plan parecería resolver el problema de la carga en casa, pero no el de la infraestructura pública, dado que hay áreas que todavía están mal atendidas por columnas.

Filippo Vendrame