Saltar al contenido

Stellantis, Carlos Tavares: nuevo diésel Euro 7 en Pratola Serra

enero 21, 2022

Para el primer año del Grupo Stellantis, el Gerente General Carlos Tavares visitó dos fábricas italianas, a saber, las de Termoli y Pratola Serra. Durante la visita a la fábrica de Termoli, el director general abordó varios temas entre ellos el de la electrificación, expresando una posición muy crítica sobre la política que ha obligado a la transición a esta forma de movilidad. Acabamos de hablar de este tema recientemente. Tavares es entonces fue a pratola serra donde aportó nuevos e interesantes detalles de la estrategia del Grupo. Como sabemos, el nuevo plan de negocios se dará a conocer oficialmente el 1 de marzo de 2022.

MOTOR DIESEL NUEVO

En declaraciones al comité directivo del comité de empresa, el director ejecutivo de Stellantis ha confirmó la inversión del Grupo de 30.000 millones de euros para electrificación, sin ocultar los ambiciosos objetivos de crecimiento para los próximos años.

Somos el cuarto grupo mundial, nuestra ambición es sobresalir en el ranking de los grandes fabricantes de automóviles.

Aunque el Grupo está trabajando en la electrificación, todavía habrá espacio para los motores tradicionales, incluidos los diésel. En particular, un nuevo motor diésel Euro 7 denominado B.B2, actualmente en un avanzado estado de planificación. Aparentemente, en 14-15 meses estará listo para instalarse en automóviles y vehículos comerciales de la marca Stellantis. Por ello, veremos la unidad diésel en el interior de varios autos del grupo automotriz.

Y volviendo al tema de la electrificación, Tavares dijo que en el corto plazo todas las marcas del Grupo Stellantis tendrán al menos un vehículo 100% eléctrico en la lista. Para lograr los objetivos de electrificación, desde 2024 comenzará la producción de vehículos híbridos y eléctricos en todas las plantas de Stellantis.

La llegada de la producción del nuevo motor diésel es sin duda una buena noticia para el relanzamiento del sitio de producción en Pratola Serra, donde también se fabricarán componentes para automóviles eléctricos. Evidentemente, Tavares sigue perplejo ante las políticas “impuestas” por la Unión Europea que empujan con fuerza hacia la movilidad eléctrica. Un proceso que podría dejar fuera a la clase media que quizás no pueda comprar un coche eléctrico dados los costes más elevados. Para ello, como habíamos visto recientemente, Tavares pidió al mundo de la política apoyo económico a los consumidores.

Filippo Vendrame FUENTE